ACTUALIDAD FÚTBOL INTERNACIONAL PREMIER LEAGUE

UNA PESADILLA EN EL AMEX STADIUM (3-2) CRÓNICA

Aroma de fútbol en la fresca tarde de Brighton. Bajo el tapete del Amex Stadium iban a jugar los pupilos de José Mourinho, aquel tipo que tiene una facilidad especial para ensalzarlos y criticarlos según el día. Marcada en rojo la previa de los Reds Devils, si bien el pilar básico de la preparación como es Alexis arrastraba unas molestias que le dejaron en Manchester.

La relación entre directiva y el luso parece rota. Aún así, su equipo no es cualquiera. Y Lukaku o Pogba pueden arrastrar del mismo. El que volvía al 11 tras  una pretemporada en blanco era Martial, en la línea del equipo. En el otro bando, ilusión y necesidad para enfrentar a todo un United con la novedad del exvalencianista Montoya y un sistema que iba a poner en jaque cualquier maniobra visitante.

Ese 4-4-2 que triunfó no se podría sostener sin la contención de Stephens y Pröpper.  Salió a especular el United y poco a poco sus incorporaciones al ataque fueron siendo menores, pues Pogba recibía en la línea divisoria lejos de sus socios de ataque. En el 9′ Lukaku pudo abrir la lata tras un fallo en la salida de balón de Dunk pero la finalización fue mejorable. A partir de ahí, las incursiones de Martial no tuvieron éxito y Knockaert crecía en el partido.

Todo el torrente ofensivo pasaba por el zurdo, y es que Shaw necesitaba ayudas para frenar tal avalancha. A modo de excepción, la conexión Bong-March y la tardía cobertura de Bailly permitió a Murray anticipar a Lindelof. La definición vale oro. ¡Qué picadita!. Sin opción a reaccionar, un balón muerto lo aprovechó el central Duffy para poner el 2-0 en el electrónico. En apenas 3 minutos, los esquemas se rompían y la falta de fichajes daba la razón al mismo entrenador.

El planteamiento de Chris Hughton fue soberbio para anular los fuertes de los de Manchester. En la segunda llegada, Lukaku se relamió los labios ante tal caramelo en boca de gol. Casi sin intención Luke Shaw se vestía de asistente para regalar al belga el 2-1. Sensación de entrar en el partido sin haberlo merecido. No a lugar la continuidad. La defensa adelantada era un boomerang para los intereses de Bailly-Lindelof, que vieron como Murray se adueñaba de la zona y creaba espacios.

La falta de Knockaert desviada solamente fue el preludio. El agujero defensivo y la pérdida de Fred dejaron solo a Murray, y el costamarfileño Bailly lo derribó. Antes del descanso, Gross lo convirtió con suspense y el 3-1 daba cierto margen.

El cásting de señalados estaba abierto. Mata y Pereira, quienes injustamente pagan los platos rotos. Rashford y Lingard no solventaron nada, pues el ataque horizontal fue nada más que eso, ataque. La hazaña ya estaba hecha para el Brighton, que se dedicó a defender ordenadamente viendo sus posibilidades de montar ataques cada vez más reducidas.

La intensidad de unos y otros distaban mucho. Y las pinceladas de Gross y Knockaert acabaron por desquiciar a todos. Únicamente la entrada de Fellaini pudo cambiar algo, otro argumento de ataque. Presencia en el área por Martial, que se unía a la hilera de castigados. Los balones aéreos al área estaban bajo el dominio de Balogun y Duffy, que completaron un partido sobresaliente. 

Una mano de Ryan a disparo de Pogba resultó insuficiente. Ya en el 94, el mismo Duffy picó en el cebo de Fellaini y cometió penalti. El capitán lo convirtió a la perfección pero no había tiempo para la remontada.

Se viene terremoto en las oficinas de Old Trafford. No deben volverse locos. Un tropiezo está permitido, aunque una imagen así está cerca del ridículo para un histórico de esa magnitud. La temporada sigue siendo ilusionante, aunque haya motivos como para quemar la ropa. Los Spurs son el próximo escollo.

 

Ficha técnica

Brighton & Hove Albion(4-4-2): Ryan; Montoya, Duffy, Dunk (m.19 Balogun), Bong; Knockaert, Stephens (C), Pröpper, March; Gross (m.89 Kayal), Murray (m.92 Locadia).

Manchester United(4-3-3): De Gea; Young, Bailly, Smalling, Shaw; Pereira (m.45 Lingard), Fred, Pogba (C); Mata (m.45 Rashford) , Lukaku, Martial (m.59 Fellaini).

Árbitro: Kevin Friend.                                                                                                 Amonestó a Martial justamente por un agarrón sobre Knockaert.

Estadio: Amex Stadium (30.592 espectadores).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.