ACTUALIDAD MANCHESTER UNITED PREMIER LEAGUE

#ManchesterUnited |EL MISTERIO DE LAS LESIONES

En la Premier League, la información remitente desde las enfermerías de cada club a los medios de comunicación suele ser escasa. Y es que cuando un jugador importante cae lesionado o arrastra molestias, en el entorno del club se habla en clave con el fin de no aportar novedades que permitan plantear el partido de una mejor manera. Es el caso del derbi de Manchester, y en el lado rojo el secretismo del que hablábamos anteriormente se multiplica.

Desde que comenzara la temporada por allá hace dos meses, el número de jugadores que han abarrotado la enfermería de Old Trafford ha ido in crescendo. Sin embargo, nadie como José Mourinho es capaz de influenciar dichas informaciones en un punto a favor para encarar los encuentros trascendentales y dejar en vilo hasta el último instante el planteamiento que pueda modificar el rival.

Valencia, Ander Herrera, Lingard, Alexis, Darmian, Bailly Rojo y muchos más se han perdido algún partido en extrañas circunstancias. A base de respiro y descanso psicológico, la recuperación competitiva se hace más amena a ojos del jugador. Y es que algo de placentero y acogedor tiene el luso como entrenador, cuando es capaz de mimar a sus jugadores instantes después de haber sido señalados.

Innegable es el hecho que alguna cosa falla en el seno de los campos de entrenamiento del United que es complicadísimo haber encontrado a un jugador que no se ha resentido de problemas físicos. Ya no es la floja preparación física, pues en esta faceta el Manchester barre a cualquiera, sino la sobrenaturalidad de un ambiente que tiende a la negatividad.

Romelu Lukaku, el ejemplo más evidente

No se equivocaban los directivos cuando no dudaron en darle un voto de confianza a Mou, que ha resurgido de una manera imparable ganando a domicilio a Chelsea y Juventus entre otros. Todo esto, sin su delantero referencia, Lukaku. Haber contado con todos los minutos parece haberle costado caro y se está perdiendo el tramo más óptimo de campaña.

El belga ha sufrido el factor común de todas las molestias: alargar una lesión que en principio no reviste gravedad. De hecho, Bélgica lo ha llamado a pesar de no disputar ningún minuto desde hace algunas semanas. Sus tímidas actuaciones y el criticismo recibido por la pérdida del olfato goleador condujeron a Mou a utilizar la pócima que tan bien conoce.

Mimarlo, alejarlo de los focos y recuperar su mejor versión, que parece que va a coincidir con la del equipo. Es el efecto Mou.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.