ACTUALIDAD Manchester City MANCHESTER UNITED PREMIER LEAGUE

#PremierLeague | MANCHESTER CITY 3-1 MANCHESTER UNITED: UN BAÑO DE REALIDAD EN EL ETIHAD

Una de las fechas trascendentales en el calendario de la Premier era hoy: el derbi de Manchester se celebraba, como los últimos años, con los citizens por encima de sus rivales. El morbo del Guardiola-Mourinho y dos equipos en tendencia ascendente y progresando a velocidad de crucero eran los estímulos que llamaban a este el ser uno de los partidos más épicos de la liga inglesa.

Las victorias en Turín y Londres frente al Chelsea se convertían en el modelo a seguir de los hombres de Mourinho, que estuvieron a tiro de los puntos aunque en el fútbol no se asemejaron en nada al pletórico rival. Y a sumar cabe las no participaciones de sus jugadores referencia como Pogba y Lukaku. El francés era baja de última hora y el belga seguía renqueante aunque pudo cambiar el devenir del partido.

Tras el emotivo homenaje dedicado a las víctimas del histórico accidente aéreo, el City ya puso, de entrada, la sexta marcha. Obligando, como el plan de Mou contenía, al United a encerrarse en su área y defender con los 11 titulares por detrás del balón. De enmarañar el terreno se trataba, de dejar sin ideas a los pequeños Silvas del City, capaces de dibujar una jugada de ensueño. Pero es que la rapidez con la que se circulaba el balón, descolocaba a cualquiera.

img_20181111_1943189176747620582510137.jpg

El desplazamiento de Matic a un lado del trivote ganó en presencia pero no en lanzamiento de contras. Y las revoluciones de Sterling no estaban al ancance de nadie. Ni de un Young, que persiguió a su compatriota hasta la saciedad. Bernardo ya había avisado con un latigazo y David recogió un balón para hacer el primero en el minuto 11. El centro de Bernardo cogió una velocidad de vértigo a lo que Mahrez se lanzó para dar continuidad a la jugada. Smalling persiguió a Agüero y el español, con temple, transformó el 1-0.

Tenía calentito el pie el canario, y quiso regalar a Sterling el segundo con un giro de tobillo que puso en evidencia a Young, Smalling acudió al rescate. A partir de ahí, el gran inicio de los de azul tuvo su tregua. El dominio se volvió más terrenal para el equipo visitante, que conseguía salir en bandas con Lingard y Martial. Pero ni un uno contra uno ganaron los atacantes: los millones que Guardiola invirtió en sus laterales siguen dando sus frutos.

img_20181111_1943361299371565671772830.jpg

Aquí cerró la primera parte, con dos pérdidas de Ander que ratificaron el hecho de que este United no está hecho para llevar el peso del balón. Eso, y que Pogba no estaba. Pocas ocasiones, solo un disparo entre los tres palos.

La reacción de Mou se hizo de rogar. Era el plan a seguir pese a que el gol no estaba previsto. Al final, minimizaba los fuertes de su rival. Con lo que no contaba era con la salida en tromba de los de casa, o más bien con la pasividad defensiva de sus hombres que no fueron capaces de alejar el peligro del área.

La pared entre Agüero y Mahrez como si se tratara de un entrenamiento encontró el fondo de las mallas después de que el argentino la rompiera. Otra vez que con dos pases el City se plantaba en la frontal. Tras el contratiempo, Lukaku se preparó para salir y fijar una referencia que justificara la movilidad de Rashford. Y en la primera que tocó se inventó un penalti. Ederson salió a un lugar innecesario y arrolló al delantero.

img_20181111_1943215468912536526778783.jpg

Martial engañó al meta y colocó la esperanza. 2-1 y mucho por hacer. 30 minutos de partido que se había ganado el belga tras la polémica de su lesión. Como si no afectara para nada la presión, el centro del campo de los locales se fue creciendo con el paso de los minutos. B.Silva y Silva escondieron el balón y Fernandinho barrió todo lo que encontró a su paso. La figura del brasileño creció hasta tal punto que se animó con disparos lejanos que afirmaron la seguridad de De Gea.

Ambos técnicos murieron con sus ideales. Guardiola reforzó el centro del campo y Mourinho se fue a la desesperada con Mata y Alexis. El primero obtuvo su objetivo, pues Gundogan se movió por donde quiso mientras que la revolución red hoy se quedó incompleta. Y la seguridad de Stones, Laporte, Walker y Mendy fue definitiva en una salida de balón impecable que desquició la presión alta comandada por Mata.

El mentalista Bernardo manejó los tiempos, él tuvo la llave del partido. Y esa zurda regaló un balón a Gundogan, que entró solo en segunda línea y decidió el partido. El City ganó desde la posesión un partido complicado, pero en el que demostró estar a dos escalones de distancia de su principal rival.

Una pasada la atmósfera que se vivió en Manchester y el tono físico de ambos. Hoy ganó el mejor, una dosis de realidad que no impide que el Manchester United, si se reencuentra con su mejor nivel, se pueda acercar a la cabeza de tabla.

Ficha técnica

Manchester City(4-1-4-1): Ederson; Walker, Stones, Laporte, Mendy: Fernandinho; Mahrez (m.61 Sané), B.Silva, Silva (m.91 Foden), Sterling; Agüero (m.75 Gundogan).

Manchester United(4-3-3): De Gea; Young (C), Smalling, Lindelöf, Shaw; Fellaini, Ander Herrera (m.72 Mata), Matic; Lingard (m.56 Lukaku) , Rashford (m.72 Alexis), Martial.

Árbitro: Anthony Taylor.

Estadio: Etihad Stadium.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.