ACTUALIDAD Cádiz LIGA 1|2|3 UD LAS PALMAS

#LALIGA123||CÁDIZ-LAS PALMAS (4-1). NOVIEMBRE DULCE DE LOS GADITANOS

No es flor de un día. Álvaro Cervera lo ha vuelto a hacer. Solo han pasado cuatro semanas desde el partido en Lugo donde el técnico se la jugaba. Durante los días previos, muchas habían sido las voces – algunas que antes lo habían apoyado – que pedían, incluso exigían, la destitución inmediata del entrenador. Ese Cádiz, que había caído a puestos de descenso, es historia.

En el Anxo Carro el técnico cadista mantuvo el sistema de juego, la disposición táctica, que le había funcionado diez días atrás en La Romareda en Copa y en la jornada anterior contra el Sporting de Gijón; y desde entonces, el Cádiz lo único que hace es ganar. Lugo, Elche, Reus, Córdoba, Espanyol en Copa y ayer, la Unión Deportiva Las Palmas. Rivales muy diversos, misma respuesta.

El Cádiz ha vuelto a su estilo más característico desde que Cervera está en el banquillo. Solidez defensiva – a la que ha contribuido de forma decisiva el central Sergio Sánchez, todo un líder -, salida rápida por bandas y efectividad arriba. Presión, desgaste y velocidad, como lo resume el entrenador. Sin embargo, la gran diferencia de esta temporada es que en el ataque hay dos figuras, muy diferentes, pero complementarias: el veterano Dejan Lekic y la promesa Manu Vallejo. Y juntos son letales.

En la noche de ayer se volvió a mostrar. El partido comenzó con una UD que quería la pelota y un Cádiz que presionaba fuerte. Fruto de esa presión, a los diez minutos un balón abierto a banda derecha era centrado por Manu Vallejo e introducido en propia puerta por el central canario Deivid. Un error, sí, pero Lekic estaba con la caña preparada medio metro detrás del central. Por si acaso.

Esta misma jugada casi se calcó a falta de cinco minutos para el descanso. Salida de balón vertiginosa de los cadistas tras un robo en medio campo, Lekic abre a Salvi que es desdoblado por Correa que centra al corazón del área, Manu Vallejo se adelanta a los centrales y marca por quinta jornada de Liga consecutiva. La ovación de Carranza al chiclanero cuando fue sustituido es más que merecida. Se está saliendo el canterano.

La UD no mostraba peligro real. Rubén Castro estuvo desaparecido, Rafa Mir también, las conducciones de balón eran inútiles, lo que vuelve a poner encima de la mesa el manido debate del “buen juego”. ¿Quién juega mejor? ¿El que tiene un 72% de posesión pero no crea peligro? ¿O el que solo tiene un 28% pero marca cuatro goles? Cervera lo tiene claro, y así lo dijo en rueda de prensa: “Este es el fútbol que me gusta”. Palabra de Dios (de nuevo) en Cádiz.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros. Los de Paco Herrera disponían del balón, pero sus llegadas apenas inquietaban a Cifuentes: disparos lejanos que salían rozando el palo o que llegaban mansos a las manos del portero. El Cádiz disponía de una ocasión clarísima en un remate de Lekic a centro de Jairo que se marchó por encima del larguero. En el 69 no falló. Córner que peina en el segundo palo Jon Ander Garrido – descomunal el bilbaíno ayer sobre el césped – y Sergio Sánchez remata a la red. 3-0 frente a un claro favorito al ascenso y euforia en las gradas.

La salida de Maikel Mesa y del checo Tomas Pekhart removió un poco el ánimo de los canarios y fruto de una muy buena jugada en el minuto 78 acortaron distancias: Mesa envía un balón en profundidad a la espalda de Brian, lo caza Álvaro Lemos y centra al área para que lo remate Pekhart. El nerviosismo de haber vivido otras veces la pérdida de puntos en minutos finales paseó por las gradas de Carranza, hasta que en el descuento Salvi Sánchez devolvió la tranquilidad: balón de Jairo al área pequeña, De la Bella se duerme, Salvi le roba la cartera y con la zurda aloja el balón en la escuadra de un Raúl Fernández que no tuvo su noche. Final del partido y alegría incontrolada.

Han pasado cuatro semanas desde Lugo y ahora, a falta del Mallorca-Numancia, el Cádiz está en puestos de promoción. Esto es fútbol. El entrenador que estuvo a punto de ser destituido volvía a ser aclamado por la grada. Como él mismo se encargaba de decir ante los periodistas, queda un mundo todavía y el objetivo de los cadistas sigue siendo llegar lo antes posible a los 50 puntos. Pero, como se repetía ayer una y otra vez a la salida de Carranza por parte de los aficionados, mientras, “que nos quiten lo bailao. Y en este mes de noviembre, en Carranza, se ha bailado mucho.

(Foto: Diario de Cádiz)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.