#ValenciaManchesterUnited (2-1) ||UNA TRAVESÍA CON FINAL FELIZ

Mestalla era hoy la cuna del absurdismo. De un partido que si ambos técnicos pudieran haber presionado el botón de simular lo habrían hecho sin lugar a dudas. Eso sí, algo se removió en el estómago de los valencianistas cuando el himno de la Champions sonó por última vez en Mestalla hasta fecha indefinida. La oportunidad de disputar la máxima competición europea tiene la dificultad que tiene, por lo que tal pasaje merecía una despedida a su altura.

Como principal culpable del trámite en lugar de partido de la temporada, Fellaini comandó el calentamiento de los red devils. Tímido pero a la vez imponente, que contrastava con las risas de Juan Mata, que recibía el cariño de la afición que le vio crecer. A su vez, Romero, Jones, Pereira o Bailly eran las novedades que no se esperaban.

El revuelo entorno a la figura del dirigente y el conflicto con la grada de animación llega a una bipolaridad alarmante. Pasar de llamar mercenarios a los jugadores a ovacionar una verdadera exhibición como la de hoy. Sin Neto, sin Gayà, sin Coquelin, sin Paulista sin Guedes y sin Rodrigo como titulares que rememoraron las sensaciones del Valencia de la camvalencia-cf-v-manchester-united-champions-league-20182019-foto-29-maxw-1280.jpgpaña pasada.

Si alguien pensaba que el partido iba a decepcionar, se equivocaba. Y es que con el mejor Kondogbia de la temporada y con un Soler tocado por la varita mágica, el peso del partido del Manchester era contestado por el buen hacer de los baluartes chés. A base de decisiones brillantes para salir a la contra y para no temblar el pulso en zonas comprometidas ante Pogba, Mata o Lukaku.

La pausa de los jugones, en su mayoría del 6, del 8 y del 10, contagiaron a sus compañeros. Vezo cuajó un partido a la altura de los mejores centrales del mundo frente a Lukaku. Bien podría haber impartido una clase en anticipación y táctica. Y todo esto sin perder la costumbre a atacar por bandas. Que se lo pregunten a Rojo y Valencia cómo sufrieron con las acometidas. Romero achicó para impedir rematar a Batshuayi, y a la segunda fue para dentro.

El centro de Mina desde la derecha le cayó a Soler tras un horrendo despeje, y el valenciano la cruzó ante el asombro de todos los jugadores del área. Sonrisa para ‘el chino’ que puso en evidencia a Jones y Bailly en la defensa de balones laterales. 1-0 para el que fue el elegido para empezar desde el banquillo en los escenarios donde las promesas maduran. 

Poco a poco, sin orden ni convicción, Fellaini, Fred y Pogba intentaron calmar las aguas. Mantener posesiones largas sin sentido y con decisiones arriesgadas que terminaban corriendo campo atrás para cortar contras. Sin embargo, el partido entró en un terreno pantanoso. La criminal patada de Valencia a Lato le debió haber costado la roja, además del cargo de conciencia que habría supuesto la lesión a un compañero de profesión. Valencia lo sabe, Valencia se borró en ese instante.

La inactividad/baja forma de Romelu Lukaku se vio una vez más, creciendo Diakhaby en los cortes de pases interiores y haciendo gala de una gran salida de balón hasta entonces desconocida. Cuando el Valencia conectaba contras vertiginosas imparables a piernas de Jones o Rojo, Batshuayi erró la sentenció con un magnífico centro de Piccini desde banda derecha. Solo, de cabeza, la mandó fuera el belga.

Y el United como equipo con calidad diferencial olió la sangre y devoró valencia-cf-v-manchester-united-champions-league-20182019-foto-31-maxw-1280a medias. Pogba tuvo la oportunidad más clara con una prolongación de Fellaini al primer palo que remató solo ante Jaume. No había fuera de juego. Esa fue la única manera de inquietar a Jaume, los balones parados con el potencial aéreo que caracteriza a los de un Mou, que siguiendo la línea del partido, optó por no salir en exceso del banquillo. Y tras el asedio, los chés siguieron rizando el rizo y Parejo calló definitivamente los pitos con un amague antológico dentro del área ante dos defensores, y su disparo fue bloqueado.

Y como a Soler le gusta la Champions y a la Champions le gusta él, lo primero que hizo fue engañar a todo el mundo con un magistral pase al uno contra uno de Batshuayi con Romero. Phil Jones, en el intento de corte, dificultó una reacción de su portero, que terminó significando el 2-0. Parece ser que las noticias desde Suiza no hicieron sino aumentar la ansiedad de los de Mou, conscientes de que dependían de sí mismos para evitar a los cocos del sorteo.

En ese momento, la herida en la espinilla de Lato dijo basta y Vezo continuó su máster en el lateral izquierdo. El devenir, el preludio del 2-0 y las citas venideras terminaron por finiquitar un partido en el que la presión del Valencia a todo el campo acumuló muchas recuperaciones en zonas elevadas. La falta de brillantez o de chispa en los metros finales evitó la goleada y abrió una brecha con la entrada valencia-cf-v-manchester-united-champions-league-20182019-foto-44-maxw-1280.jpgde Rashford y Lingard.

El Valencia se encerró y construyo desde abajo una victoria evidente. El balón no quemaba y los olés llamaban a la puerta. Lo último que quedaba era la entrada de Rodrigo, que supuso el no debut de Kang In. Tras la salida de Lukaku del césped y la invitación a correr de Mou, que quería la primera plaza al menos de cara al público, el equipo de Marcelino se encerró atrás. Las ayudas fueron menores y las ocasiones fueron cayendo.

Bailly y Jones con remates de córners sin peligro, Pogba con dos lanzamientos flojos desde la frontal, un zapatazo descomunal de Pereira al que respondió Jaume. Y en el 88′, cuando Soler dejó de correr y negó la ayuda a Piccini, el centro de Young lo acribilló Rashford a la red. 2-1 y las malas noticias se acumularon: lesión de Kondogbia y últimos segundos de partido con uno menos. De hecho, el exvalencianista y ovacionado Juan Mata no precisó un excelente pase de Pogba con una volea. 3 puntos de nada y 2,7 M de aire.

Una victoria inútil a excepción de la retribución económica que el club de Mestalla recibe. Y quizás, sí que pueda representar el punto de inflexión que ambos equipos necesitan para darse de bruces con la realidad. Liverpool y Éibar van a marcar los objetivos que se debe proponer cada equipo, y de ahí, nacerán nuevas expectativas.

Este partido era un trámite, en el que el Valencia brilló como nunca y el Manchester United decepcionó como casi siempre. Casi porque estará en el bombo del sorteo de la Champions League.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ficha técnica

Valencia CF (4-4-2): Jaume; Piccini, Vezo, Diakhaby, Lato (m.51 Garay) ; C.Soler, Parejo (C), Kondogbia, Cheryshev (m.67 Ferrán) ; S.Mina (m.69 Rodrigo), Batshuayi.

Manchester United (4-3-3): Romero; Valencia (C), Bailly, Jones, Rojo (m.45 Young) ; Fellaini, Fred (m.57 Rashford), Pogba; Mata, Lukaku (m.69 Lingard) , Pereira.

Árbitro: Georgi Kabakov (búlgaro). Amonestó a Lato por los locales. A Rashford, Valencia y Bailly por los visitantes.

Estadio: Mestalla (36.554 espectadores).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.