ACTUALIDAD Levante LIGA SANTANDER

#LevanteUD || OPINIÓN: COMANDANTE, NO ESTÁS PARA HABLAR

José Luis Morales, capitán del Levante el pasado sábado en el encuentro ante el Sevilla se desahogó ante los micrófonos de BeIN Sports. En la entrevista a pie de campo concedida a Ismael Medina, el 11 fue muy crítico con la actitud del equipo en la segunda parte ante el Sevilla, que terminó con un 5-0 en el electrónico. Siempre se introdujo en el colectivo, pero nunca asumió mayor responsabilidad en un equipo que se cayó a pedazos en gran medida por su nula ayuda defensiva. 

Ningún aficionado del Levante sacrificaría a Morales. Es emblema del club, aunque su temporada deja mucho que desear. Apariciones espontáneas, y la mayor de las veces decisivas (para qué mentir) sin regularidad. En los momentos más dulces, uno más y puede que tapado por la capacidad goleadora de Roger, el talento de Bardhi o el dominio de Campaña. Difícilmente algún aficionado lo situaría en el top 3 de jugadores. Y en las horas bajas, echa balones fuera. 

Es justo decir que ha cargado con la mayoría de minutos y que es la cara visible del devenir del Levante en la competición. Pero el sábado no, Morales. Nada OK José Luis. En el carrilero, el experimentado extremo no rinde como lo hace en banda. Más que no rinda, que su sacrificio defensivo no es suficiente para una zaga tan expuesta como la del Levante en los últimos días. La fe ciega de Paco López en su sistema vuelca el peso del equipo en la posición del carrilero, que al tener toda su banda a su alcance hace que los requisitos para ocupar esa posición sean altos.

Prueba de ello es la trascendencia de Jason y Toño en el once de López. Y Morales es el damnificado en el overbooking de la delantera para retrasar su posición y no explotar sus condiciones y llevar la cabeza agachada durante gran parte del partido. El capitán, desde su posición, debe transmitir lucha. Y no digo que Morales no tenga capacidad para ser líder. Pero visto su rendimiento quizás tendría que callar y aceptar las críticas. 

Y echarle la culpa a los 11 que fueron humillados en el Pizjuán no es del gusto de todos. Cualquier jugador fue consciente de la imagen de la plantilla en el césped, y el grado de pasotismo impropio de un profesional puso de manifiesto cuál es realmente el objetivo del club valenciano esta temporada. Morales no contribuyó a la causa. Morales no está siendo el Morales que necesita el Levante. Ni en Sevilla ni frente al Valladolid. Ahora mismo, comandante de pocos, látigo de muchos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.