#GironaHuesca || EL GIRONA SE HUNDE Y EL HUESCA SUEÑA

Girona y Huesca acudían a Montilivi con urgencias de puntos, unos, con una dinámica totalmente negativa después de estar más de dos meses y medio sin ganar un partido en Liga y los visitantes que, pese a vencer la semana pasada, siguen como colistas ,Borja García, que regresó a la titularidad después de dos semanas fuera por lesión su presencia no tardó en hacerse notar, y sin tiempo para especulaciones, el Girona demostró que iba a por los tres puntos desde el primer momento Valery y Pedro Porro, los jóvenes que ocupaban los carriles, mientras que Portu, con su carácter, dejó entrever que, quizás, esa podía ser una buena noche para los catalanes. Precisamente Porro fue el primero en provocar que la afición saltase de sus asientos. El extremeño no se lo pensó dos veces y con un disparo cruzado desde la derecha obligó a Santamaría a estirarse y a mandar el intento a córner.

Mientras el Girona era amo y señor del partido, el Huesca esperaba atrás su oportunidad, teniendo como su máximo referencia al catalán Enric Gallego, el reciente fichaje tuvo la aproximación más clara, pero no acertó en la definición y Valery, más rápido, se anticipó a un remate que era prácticamente gol cantado. Con algún robo que otro cerca del área, los visitantes se animaron, y en un error en la salida de balón, Chimy Ávila aprovechó para disparar un chut raso y ajustado al palo ante el que nada pudo hacer Bono. La reacción local fue inmediata. Santamaría se vistió de héroe para evitar por doble ocasión que Pedro Porro firmase el empate primero en un disparo raso y después en un cabezazo. No habían ni pasado cinco minutos cuando otra vez el argentino apareció dentro del área para recoger un balón descolgado de Gallego y fusilar la portería local para poner tierra de por medio en el enésimo error defensivo local.

En el descanso Eusebio movió ficha. El técnico de La Seca modificó su formación a un 4-3-3, en el que los sacrificados fueron Borja García y Valery. En el regreso a la acción, la tónica fue la misma, el Girona volcado al ataque y el Huesca esperando tranquilamente el momento de la sentencia. La sensación que empezó a sobrevolar Montilivi era clara. El equipo lo seguía intentando, pero con más corazón que cabeza y sin tener prácticamente acierto a partir de tres cuartos de campo. Sin muchas más ideas más allá de buscar la cabeza de Stuani. Cordero Vega se convirtió en protagonista cuando el partido llegó a su momento más tenso. El Girona reclamó pena máxima por manos dentro del área de una defensa oscense y un minuto después el cántabro expulsó a Bernardo por un supuesto codazo a Enric Gallego. Pese a quedarse con un jugador menos, los de Eusebio siguieron intentándolo hasta el final. La más clara fue para Juanpe, que en uno de los tantos saques de esquina que tuvieron los locales mandó su cabezazo al travesaño.

girona-huesca.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.