ACTUALIDAD Levante

#LevanteUD || OPINIÓN: EL DERRUMBE DE UN PROYECTO

En el Levante hay jugadores llamados a gobernar un proyecto. Campaña, Rochina, Bardhi o Roger, incluso Toño, se les da el testigo de un modelo de fútbol que, siguiendo al de Muñiz, Paco López perfeccionó. Sin embargo, la muerte del equipo animoso, que arriesga y disfruta jugando al ataque no da síntomas de recuperación desde algunos marcados momentos a finales de 2018.

El terremoto institucional-deportivo está afectando al rendimiento en el césped. Y esto no es solo a partir de la ronda de Copa y el caso Chumi (es más, creo que es el factor menos relevante), sino el cúmulo de decisiones que no están favoreciendo la estabilidad de un club que no se caracteriza precisamente por apuntar alto en sus objetivos. La reelección de Quico Catalán en la presidencia del club, el fichaje de Jason por el Valencia CF y el escándalo de Toño en prisión preventiva. 

A todo esto hay que sumarle la plaga de lesiones de la parcela defensiva, que sirvió para subir el equipo en el último ascenso y la bajada de rendimiento de determinados jugadores como Morales. La marcha de Boateng al fútbol chino, además de una ganga económica, puede significar el derrumbe del proyecto que se instauró hace poco más de dos años. Porque sí, porque si en la calidad de los jugadores recayera el éxito del Levante, el club granota debería estar en puestos europeos. Y en el conformismo instaurado durante esta temporada en Orriols, el Levante va cayendo a puestos peligrosos.

La estabilidad del club en Primera División va a necesitar de otro alimento además del compromiso del bloque importante de jugadores. Si Jason abandona el barco, si Toño hace de las suyas, los Rochina, Bardhi, Campaña o Roger van a querer volar. Si arrastrarse por el Pizjuán no es síntoma de que algo había que cambiar en el seno de la plantilla ( o de la entidad), yo ya no sé. Los focos se centraron sobre Jason, Toño, en Tito Blanco por el nulo rendimiento de los fichajes y/o Quico Catalán en la resolución del caso Chumi. Y ahora lo harán en Boateng. 

Y si el entorno del Levante sigue en sus trece, los Rochina, Bardhi, Campaña o Roger seguirán acomodados hasta final de temporada y perderán el interés en el crecimiento del Levante. Jason, Toño o Tito Blanco ya lo pagarán. Ahora, en juego está la continuidad del Levante en la mejor liga del mundo. Y por encima de nombres y hechos, está el conjunto. Ensalzar a Morales o Campaña es un error. 

Vezo y Aitor, héroes por decreto

Vezo y Aitor son dos de los pocos jugadores en los que Paco López ha confiado para cambiar el rumbo. La defensa de tres centrales y dos carrileros fue un parche que se está despegando con el tiempo, y Vezo y Aitor no dejan de ser otro parche de mejor calidad con el que superar el pinchazo. Pero nunca, repito nunca, significarán la estabilidad del club hasta nueva orden. 

La irregularidad de los centrales veteranos (en aspecto lesiones) y de Oier (en nada, porque Oier ha sido lo más salvable del Levante durante toda la temporada) ha estimulado el cambio. Y que Vezo y Aitor se conviertan en los pilares de una plantilla perfecta, guionizada al 100% para conseguir una permanencia en marzo, deja mucho que desear y dice mucho del fracaso del proyecto.

Salvando las distancias, Vezo y Aitor son los Rossi y Verdú del año en que se bajó. A mí me asusta el impacto en el equipo, pero más me asusta que los Rochina, Campaña, Morales o Roger sigan escondidos hasta que pase la tormenta. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.