#BetisGetafe || LECCIÓN DE FÚTBOL PARA SENTENCIAR A SETIÉN

el

Una vez más, Getafe volvió a brillar. No era la primera vez que la afición regresaba a sus hogares con una sonrisa de oreja a oreja. Y sí, lo digo porque una vez más, el Getafe se mantiene en puestos de Champions League. Una maldita locura, pero con esperanza.

El Betis volvió a tropezar con una piedra más, dejando heridas morales y físicas en el club. Porque después de su eliminación en la Copa del Rey, en Europa frente al Rennes, y a una pésima racha que cosecha el club, muchos son los que se están cuestionando si este Betis puede alcanzar Europa el año que viene.

El partido estuvo muy marcado por el control del balón verdiblanco, que no sirvió de mucho si nos fijamos en el resultado. Con un balance del 66% de la posesión, no supo disparar ni una sola vez a la meta defendida por Soria. El Getafe regulaba, y obtenía sus recompensas a base de ferocidad por bandas y poderío físico en la línea de dos más adelantada. Un saque de esquina defendido pésimamente por los zagueros locales, en el que dos futbolistas madrileños pudieron sacar en corto con total facilidad, derivaba en un cabezazo de Cabrera, cambiando de palo el balón, imposible para Pau, que hacía el primero del encuentro.

Ahí fue cuando se empezaron a escuchar tímidos pitos hacia el banquillo, concretamente hacia Setién, donde la petición de su destitución predominaba por encima de cualquier otro aspecto. Y el hundimiento del Betis derivó en un segundo gol al filo del descanso, donde Molina filtraba un buen balón para Mata, que se encontraba jugando con fuego respecto al fuera de juego, pero en posición habilitada, que definía de manera magistral haciendo el segundo gol que finalizaría la primera parte. El Getafe supo maniatar al equipo local, secando a sus jugadores más creativos y cortocircuitando su circulación de la pelota.

Se reanudaba el segundo tiempo y era ahora el Betis quien tomaba las riendas del encuentro. A base de buen fútbol, en el que se mostró superior, llegaba el último tanto que cerraría la lata, con un muy buen mantenimiento del cuero por parte de Carvalho, que acababa con un derechazo de Joaquín al fondo de las mallas. La afición volvía a recomponerse, con algo más de esperanza.

Sin embargo, a pesar de un claro dominio en la última media hora de juego, y con un gol anulado a Jesé, el Betis volvía a caer en el lodo, dejando muy tocado a Setién, quien no supo explicar la actuación de su equipo. Peligra el futuro del entrenador verdiblanco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.