CHELSEA FÚTBOL INTERNACIONAL PREMIER LEAGUE

#DidierDrogba || EL REY ELEFANTE QUE DETUVO UNA GUERRA

La historia recuerda al marfileño, Didier Drogba, como uno de los mejores delanteros nacidos en el continente africano. Es obligatorio mencionar a Drogba junto a grandes luminarias del futbol del “continente de la esperanza” como el camerunés Roger Milla, el Liberiano y balón de oro George Weah y muchos mas. Pero Drogba no solo es amado por sus compatriotas por su gran talento futbolístico. Sus obras benéficas y el amor por su país le dan a Drogba la simpatía y el cariño de su gente pero por encima de todos sus gestos destaca el día que el marfileño detuvo una guerra civil con el poder del fútbol.


Regresando en el tiempo al año 2005, habían pasado 4 años desde el estallido de una terrible guerra civil que tenía al país es una crisis humanitaria. Diferencias entre musulmanes, cristianos y ataques en contra de los procedentes de Burkina Faso desató una oleada de xenofobia y racismo que llevaron al desarrollo de la guerra que dejaba un triste saldo de más de 4000 muertos. Un país dividido incluso geográficamente pues al norte dominaba el gobierno oficial y la milicia rebelde terminaria tomando control del sur del país. Pero a pesar de las profundas diferencias y sin importar el bando, todos celebraban con mucho orgullo los triunfos de la selección de fútbol de Costa de Marfil.

En ese 2005 se había logrado un hecho histórico. Por primera vez la selección marfileña lograba clasificarse a un mundial de fútbol tras vencer a Sudán por 3-1 en condición de visitante. Nombres conocidos y de diversas partes del país marfileño como Kolo Touré, Aruna Dindane (Quien hizo dos de los goles en el partido) y Emmanuel Eboué hicieron parte junto a Drogba en esa histórica hazaña y no importaba a que bando se perteneciera o en que lugar se estuviera, todo Costa de Marfil a una voz celebraba el triunfo.

Y aquí en un movimiento inesperado por todo el país fue que sucedió el inicio del milagro, la cámara de la televisión nacional de Costa de Marfil estaba en el vestuario cubriendo la celebración para los 18 millones de habitantes, Drogba tomó el micrófono y la vocería de sus compañeros de equipo y ante todos sus compatriotas dijo:

“Hombres y mujeres de Costa de Marfil. Del norte, sur, centro, este y oeste. Hoy probamos que todos los marfileños podemos coexistir y jugar juntos por un objetivo en común, clasificar a la copa del mundo. Les prometimos que la celebración podría unir a la gente. Hoy les rogamos de rodillas: ¡Perdonen! ¡Perdonen! ¡Perdonen! Un país de África con tantas riquezas no debe caer en guerra. Por favor bajen sus armas, hagamos elecciones, todo estará mejor. Queremos que se diviertan, no disparen mas sus armas”

Solo hay que imaginar por un segundo que debió sentir un marfileño en plena euforia ver a aquellos poderosos guerreros, que tanto orgullo habían traído al país, de rodillas pidiendo paz y perdón. El mensaje llegó mas lejos de lo que tal vez el equipo pudiera imaginar, se acordó una tregua para poder disfrutar el mundial.

La actuación de Costa de Marfil en el mundial no fue muy destacada, aunque la tuvieron difícil, compartieron grupo con Argentina y Holanda, perdiendo ambos partidos y solo ganando ante otro país que tambien enfrentaba sus propios problemas internos, Serbia y Montenegro. La emoción iba bajando y los ecos de la guerra iban regresando lentamente hasta que Drogba empezó a gestionar algo impensable. En 2007 la Copa Africana de Naciones estaba en juego, Costa de Marfil enfrentaría a Madagascar y Drogba propuso que el partido se jugara en la ciudad de Bouaké, ciudad bajo control total de la facción rebelde. De alguna manera la figura de Drogba era tan importante en Costa de Marfil que las autoridades de ambos bandos y la Federación Marfileña de Fútbol aceptaron la petición, el presidente Laurent Gbagbo, sus ministros y el lider rebelde Guillaume Soro iban a estar en el mismo estadio. Con un increíble esquema de seguridad y una tension evidente, Drogba mismo recuerda que al ver a los dos lideres cantando el himno, parte de la guerra había terminado y que la paz estaba a la vista y así fue pues ese mismo año se declaró la guerra como terminada y como cereza en el pastel, el partido termino 5-0, un gol por cada año de guerra sufrido.

A pesar de este gran esfuerzo una segunda guerra civil dio inicio en 2011 y Costa de Marfil no es ni de cerca un paraíso pacifista. Pero eso no es problema para Drogba quien sigue ayudando a su país construyendo hospitales y dando ayudas a las comunidades mas necesitadas llevándoles salud y educación.

“Gracias a mi profesión tuve la oportunidad de viajar por toda África. Lo que mas me impactó fue la falta de acceso a salud y educación. El objetivo de la fundación es empoderar a los individuos a través del acceso a salud y educación, las cuales creo, son elementos esenciales en el proceso de desarrollo de las comunidades”

Pudo dejar atrás a su país y nacionalizarse francés, dedicarse a una vida de lujos y ostentación. Pero él no es así, aprovechando el amor que le tiene su pueblo impulso un cambio en la mente y los corazones de sus compatriotas, decidió representar al país que lo vio nacer, decidió cambiarlo y llevar algo de lo que el vió en el primer mundo y compartirlo con aquellos que realmente lo necesitan, ese es Didier Drogba, ese es el Rey Elefante que detuvo una guerra.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.