#HannoverMönchengladbach || ROZAR CHAMPIONS CON LOS DEDOS

Hannover y Mönchengladbach lucharon por objetivos contrarios: mientras que los locales buscaban la salvación, los visitantes trataban de alcanzar la cuarta plaza con acceso a Champions. Ambos conjuntos se vieron las caras en el HDI Arena, en la jornada 29 de la Bundesliga, con un marcador de 0-1.

Una primera parte necia, apagada, fue la que caracterizó unos primeros tres cuartos de hora con ocasiones muy limitadas, las cuales no se llegaron a pulverizar. Ambos conjuntos tuvieron sus fugaces oportunidades, pero fueron desaprovechadas. Como máximo brillo destacaba Maina en el Hannover, que fue el encargado de dirigir el encuentro por la banda diestra.

Fue él quien protagonizó las escasas opciones que tuvo para adelantarse en el marcador, dirigiendo el escenario a su favor. Incluso también, el Mönchengladbach, tuvo las suyas aprovechando errores defensivos, que no acabaron en gol.

Una neutralidad primordiaba un primer tiempo sin mucha actividad, que llegaba a su fin con el pitido de la marcha a los vestuarios. La segunda mitad, por consiguiente, tampoco gozaría de demasiadas oportunidades, aunque en esta se produjo el único tanto del encuentro.

Ahora parecían los de Mönchengladbach los guionistas de la película, tratando de dislocar la trinchera en la que se veían sumidos los de Doll. Y la persistencia de estos tuvo sus recompensas, siendo Raffael el encargado de destruir la igualdad del marcador con una preciosa y exquisita definición, que batía a Esser con una muy bien ejecutada vaselina, aprovechándose del ligero avance del portero rival.

El partido gozó de distintas versiones a raíz de este gol. Los primeros minutos tras este hecho fueron intensos, de idas y vueltas, dando paso a un posterior apagón de luz, dando lugar a combates de trincheras evitando desperdiciar la ventaja en el marcador.

Incluso ya de últimas, en el descuento, fueron los visitantes los que pudieron añadir la guinda al pastel, que pareció derretirse en una acción a puerta vacía que Stindl no conseguía materializar. Tres puntos vitales para los de Hecking, que les permiten adentrarse en la quinta posición, rozando la Champions con las yemas de los dedos, a tan sólo un punto del Eintracht, sin embargo, con un partido menos jugado.

Así, los locales vuelven a cosechar una derrota más, siendo colistas y adquiriendo sólo catorce puntos en 29 jornadas, números realmente ínfimos en una de las mejores ligas europeas. Los ‘potros’, pueden saborear la entrada de la máxima competición europea, en la quinta posición y a un punto de un Eintracht que disputará su encuentro en el partido que cerrará la jornada frente al Augsburgo.

IMG-20190414-WA0003.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.