#SevillaFC|| SE CUMPLEN 5 AÑOS DE LA ‘TERCERA’

el

Sevilla festejando el título

Hoy 14 de mayo, se cumplen cinco años del día donde el Sevilla Fútbol Club volvería a tocar plata europea.

Sería en 2014 donde el equipo entonces dirigido por Unai Emery se consagraría como tricampeón de la UEFA Europa League derrotando al Benfica en una final de infarto, como también lo fueron las fases anteriores.

Un año mágico europeo para el Sevilla, que vivió momentos de ensueño para consagrarse con su cuarto título europeo.

Para llegar a la final, tuvo que pasar varias rondas clasificatorias, la primera, histórica, ante el máximo rival de la ciudad, el Real Betis Balompié. Era la primera vez que se vería un derbi en competiciones europeas, por lo que no era un partido más.

Los sevillistas lo pasaron mal para poder eliminar a un Betis que en ese mismo año descendió a segunda. La ida se disputó el 13 de marzo en el Ramón Sánchez Pizjuán, donde los béticos darían la sorpresa ganando por 0-2 con goles de Leo Baptistao y Salva Sevilla.

Leo Baptistao celebrando el primero

Pero, una semana más tarde, el conjunto de Nervión daría la vuelta al resultado, está vez en el Villamarín, primero José Antonio Reyes y, más tarde, Carlos Bacca alargarían la eliminatoria a la prórroga, hasta llegar a los penaltis, en el que incluso las cosas se les pusieron de cara al equipo entrenado en aquel entonces por Calderón, pues Vitolo falló el primer penalti, pero que después con algo de fortuna, N’Diaye mandó el cuero al palo, y a continuación, Nono fallaría de nuevo de manera estrepitosa para llevar al Sevilla a cuartos de final.

Jugadores del Sevilla festejando el pase a la siguiente ronda

En la siguiente ronda, los hispalenses tuvieron que enfrentarse al Oporto dándose el encuentro de ida en el estadio del equipo portugués, donde los locales lograron ganar por 1 a 0, llevándose una justa renta a Sevilla.

Para la remontada, se concentró a toda la afición el el barrio de Nervión para llevar en volandas a su equipo que no falló en una de esas mágicas noches europeas del Ramón Sánchez Pizjuán. A los pocos minutos de comenzar el encuentro, Rakitic ya adelantó a los suyos con un tanto de penalti, y acto seguido Vitolo, Bacca y Gameiro sentenciaron la eliminatoria, el gol del honor del conjunto ‘dragón’ lo anotó Quaresma.

Primer gol de Rakitic de la remontada

Volvía el Sevilla a unas semifinales europeas con la que la afición se ilusionó, y de qué manera, pues creo un ambiente mágico en la ‘Bombonera de Nervión‘ que no se vivía desde los tiempos de Kanouté y Palop. El Sevilla se enfrentaba con un viejo conocido, el Valencia, para afrontar la llegada a la final de Turín.

En el primer asalto, los andaluces lograron imponerse a los chés por dos tantos a cero, uno lo conseguiría M’bia, el héroe de esas semifinales y Carlos Bacca.

Valencia, abatido

Con esa ventaja llegaban los pupilos de Unai Emery a Mestalla, que registró lleno para la remontada ante los sevillanos, y estuvieron a punto de lograrlo.

Nada más comenzar el encuentro, Feghouli adelantó a los suyos y acortó distancias en el marcador, y antes de finalizar la primera mitad, Jonás lograba empatar la eliminatoria.

A mediados de la segunda mitad, de nuevo el Valencia daría un golpe sobre la mesa, que parecía final, Mathieu aprovechaba un error de la defensa sevillista para poner por delante en la eliminatoria a los suyos.

Se las prometían felices los locales, hasta que, en el minuto 93′ de partido, ocurría un milagro.

En la última intentona del Sevilla por lograr ese ansiado gol, Coke sacaba un saque de banda muy alto para llegar al área rival, Fazio peinaba con la testa un balón que llegó al área y, M’bia cabeceaba el cuero perforando la meta de Diego Alves. Los más de 6.000 sevillistas presentes en el estadio estallaron de júbilo y alegría por el gol concedido por el camerunés, el héroe de la eliminatoria. Al grito de: ‘Sí, sí, sí, nos vamos a Turín’ los andaluces celebraban el pase a la gran final europea.

El gol que daba una final, M’bia

El 14 de mayo se disputaría la final en el estadio de la Juventus, más de 20.000 sevillistas viajaron por cielo, mar y aire para poder estar presentes en la gran final europea.

Una final que no se decidió hasta el final, con dos equipos muy parejos y que se plantaron bien en el partido, todo daba a indicar que la final se resolvería por penaltis.

Parte del juego entre Sevilla y Benfica

Para la lotería de penaltis, Beto (Sevilla) y Oblak (Benfica) serían los encargados de dar el título a sus respectivos equipos, y el duelo lo ganó el portugués.

El primer penalti lo lanzó Lima para el Benfica, que logró anotar el penalti.

Sería Bacca quién tirase el primero de los suyos, marcando también al igual que Lima.

Y si M’bia fue el héroe de Valencia, Beto lo sería en Turín, el segundo penalti del Benfica lo falló Cardozo, al igual que hizo con Paraguay ante España en el mundial de 2010.

Beto atajando el balón a Rodrigo

M’bia adelantó a los suyos de nuevo y colocó el 2-1 en el marcador, un marcador que tampoco subió en el siguiente penalti lanzado por el equipo portugués, Beto ante Rodrigo, el actual jugador del Valencia, no superaría al portero portugués del Sevilla y condenaba prácticamente a los suyos, que aunque lograron anotar el siguiente penalti, no pudieron evitar el tanto de Gameiro que les daba el triunfo y por consiguiente el título de campeón de la UEFA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.