#Málaga CF || HASTA SIEMPRE “HULIO”

El jugador brasileño Julio Baptista decide colgar las botas a los treinta y siete años de edad tras veinte años en la élite.

El jugador brasileño decide colgar las botas tras no abandonar el Cluj, su último club, y no disputar ningún minuto desde el pasado veintiocho de octubre. Ha sido un jugador que ha dejado muy buenos momentos dentro y fuera del campo. Además, no hay aficionado de algún equipo que haya defendido que hable mal de “La Bestia”, como era conocido por su elevada masa muscular. De hecho, está considerado como uno de los futbolistas más fuertes de la historia del deporte rey.

El jugador nacido en Sao Paulo inició su carrera para uno de los equipos más importantes de toda Brasil, el Sao Paulo. Con el conjunto brasileño jugó quince partidos, donde anotó tres goles. A pesar de su juventud y de que no anotase una cifra muy elevada de goles, con tan solo una temporada en Suramérica, dió el salto al Viejo Contiene, más concretamente a España.

Con tan solo veintidós años y una sola temporada como profesional a sus espaldas, La Bestia desembarcó en la capital de Andalucía para defender los colores blancos del Sevilla FC. Con los hispalenses jugó ochenta y cuatro partidos en dos temporadas en las que anotó cincuenta goles. Debido a estas dos magníficas temporadas del brasileño, se guardó un sitio entre los aficionados sevillistas y le valió para concretar su fichaje por el club capitalino del Real Madrid.

En un solo movimiento, el Sevilla obtuvo un beneficio de diecisiete millones por la venta de Julio, pues los compró por tres millones y lo vendió por veinte. Con el conjunto merengue disputó setenta y ocho partidos repartidos en dos temporadas, donde consiguió anotar trece goles y repartir tres asistencias. Aunque no fueron unos números malos, se esperaba un rendimiento bastante superior, motivo por el cual estuvo cedido una temporada en el Arsenal mientras duró su periplo por tierras madrileñas.

Mientras su etapa de blanco, estuvo cedido una temporada en el equipo dirigido por Arsen Wenger. Con los gunners tuvo un destacado papel en su única temporada en Londres, donde consiguió celebrar diez tantos en treinta y cinco partidos. Estas cifras le permitieron volver a Madrid y, tras otra nueva temporada de blanco, decidió poner rumbo a la capital italiana, la Roma

Con los romanos defendió el escudo de la loba en setenta y siete ocasiones durante dos temporadas y media, donde vio puerta en quince ocasiones y ayudó a hacerlo en dos ocasiones. A pesar del buen sabor de boca dejado en Italia, el brasileño decidió poner rumbo a Málaga en el mercado invernal de la temporada 2010/11.

Con los boquerones defendió la blanquiazul en treinta y nueve partidos, que si no llega a ser por las lesiones habrían sido bastante más, donde anotó diecinueve goles. Uno de ellos, el anotado ante el Getafe de chilena, especialmente recordado por la parroquia blanquiazul. También es destacable que mientras jugaba en Málaga ocurrió uno de los momentos extradeportivos más graciosos de su carrera. En una entrevista para La Sexta, su compañero Joaquín dijo una frase que ha sido repetida hasta la saciedad : “ No he cogido una raqueta en mi vida, Hulio”.

Frustado por las lesiones, decidió poner fin a su etapa y volver a su Brasil natal para jugar tres temporadas con el Cruzeiro. Con el celeste consiguió anotar dieciséis goles durante los cincuenta y cinco partidos que disputó con los brasileños. A pesar de que parecía que había recuperado un poco su forma física, decidió poner rumbo junto a su amigo Kaká al Orlando City.

Sin embargo, su etapa en Estados Unidos junto a su amigo Kaká no fue tan fructífera como se esperaba, pues simplemente anotó seis goles en veinticuatro partidos, cifras más que respetables pero un poco pobres para tratarse de La Bestia.

Finalmente, tras el experimento americano fallado, el jugador decidió poner rumbo al Cluj rumano. Si en su anterior etapa no fue muy fructífera, con los rumanos solo disputó cuarenta y dos minutos en los que no le dió tiempo de poder celebrar ningún gol en tierras rumanas

También es destacable su papel llevado a cabo en la verdeamarelha, para la que disputó cuarenta y seis partidos, uno en el Mundial de Sudáfrica. En todos sus partidos solo consiguió anotar cinco goles, cifras que le hicieron ir perdiendo importancia dentro de la selección progresivamente.

Para finalizar, su palmarés es bastante extenso. Consiguió ganar dos liga brasileñas con el Cruzeiro, dos Copa Confederaciones y dos Copa América con Brasil y una Supercopa de España y una Liga con el Madrid. Por lo tanto, además de la cantidad de goles y buenos recuerdos dejados a lo largo de su carrera, también fue capaz de cosechar unos cuantos títulos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.