#MálagaCF || BUENA TEMPORADA REGULAR SIN PREMIO FINAL : EL RESUMEN DE LA TEMPORADA

A pesar de haber quedado en la tercera posición, el conjunto dirigido por Víctor Sánchez del Amo no consiguió el tan ansiado ascenso a Primera División.

Tras el descenso desde la máxima categoría a la Segunda División del fútbol español, el mercado de fichajes se esperaba movidito en Málaga. Para empezar, había que buscar un nuevo entrenador ante la no continuidad de José González. Para ello se contrató al artífice del último ascenso a la máxima categoría de los boquerones, Juan Ramón López Muñiz. Seguidamente, numerosos jugadores tuvieron que abandonar el barco, algunos por que concluyó la cesión, como Roberto Jiménez, Borja Bastón, Diego Rolan, Alberto Bueno, Ideye Brown, Adalberto Peñaranda o Samu García. También hubo otros que se marcharon como Lestienne, Koné, Ignasi Miquel, Recio, Iturra o Chori Castro dejando un total de 8 millones. Además, Rosales, Keko, Jony, Cecchini, Rolón, Mikel Villanueva, Michael Santos, Luis Muñoz y Tighadouini completaron las salidas en forma de cesión.

Por otra parte, el conjunto malacitano también se movió con rapidez en el mercado y consiguió contratar a varios jugadores. El primer en llegar fue el marroquí Badr Boulahroud. A este le siguieron Renato Santos, Munir, Héctor Hernández, Pau Torres, Sead Haksabanovic, Blanco Leschuk, Alfred N’Diaye, Dani Pacheco, Mamadou Koné, Pawel Kieszek y David Lombán. Por lo tanto, el Málaga había sido capaz de liberar una gran cantidad de fichas de jugadores intrascendentes para la entidad y, además, había conseguido numerosos fichajes de bajo coste y muy ilusionantes para la afición local. Además, jugadores de la cantera como Iván Rodríguez, Hicham, Jack Harper o Keidi Bare han tenido importancia en el primer equipo.

Por lo tanto, tanto por el mercado de fichajes como por el inicio de temporada, el Málaga se postulaba como uno de los principales candidatos a conseguir el ascenso. La temporada de los de la Costa del Sol se puede dividir en tres etapas. La primera sería desde el inicio de temporada hasta la derrota en casa ante un desahuciado Reus. Desde la jornada uno hasta la jornada cinco, el equipo contaba sus partidos por victorias y hasta la veinte el equipo no perdió ningún solo partido en La Rosaleda. Hasta la jornada veinte, el equipo acumulaba once victorias de diecinueve partidos y parecía uno de los principales candidatos a conseguir el ascenso. Sin embargo, al derrota por tres a cero en La Rosaleda ante un equipo con serios problemas como el Reus dejó muy tocada a la plantilla malaguista.

Tras este duro palo en el inicio de año, el Málaga vivió una etapa convulsa que terminó con la destitución de Juan Ramón López Muñiz tras la derrota por uno a dos ante el Extremadura en La Rosaleda. En esta etapa se produjo el mercado de fichajes donde llegaron hombres como Seleznov, Iván Alejo, Erik Morán, Brezancic y Werner y se marcharon otros como Juanpi o Héctor Hernández. A pesar de que tras la derrota ante el Extremadura el equipo seguía en los puestos de playoff, estos se veían seriamente amenazados por el Depoetivo, que se situaba a un solo punto. Por lo tanto, para la jornada treinta y cinco, el Málaga contrató a Víctor Sánchez del Amo como nuevo entrenador.

Con la llegada del técnico madrileño, el equipo iba a dar un salto cualitativo de resultados. Consiguió seis victorias es ocho partidos posibles. Comenzó con un magnífico cuatro a cero en Santo Domingo ante el ADA Alcorcón. Sin embargo, aunque solo consiguiera un punto de los seis siguientes posibles, el equipo se reuso y no volvió a desperdiciar ningún punto hasta el final de temporada, lo que le llevó a ocupar la tercera plaza y partir como gran favorito en los playoffs debido al buen estado de forma en el que llegaban los pupilos de Víctor Sánchez del Amo.

Sin embargo, el equipo se descompuso en el peor momento de la temporada, los playoffs. Veinte minutos nefastos en Riazor donde el equipo encajó tres goles seguidos condenaron toda una temporada del equipo malacitano a pesar de haber sido superior en la primera parte del partido. Por lo tanto, el cuatro a dos con el que terminó el partido fue un resultado imposible de remontar para los malaguistas en La Rosaleda a pesar de su excepcional afición. Sin embargo, la afición reconoció el trabajo realizado por el equipo a lo largo de la temporada y salieron ovaciones y entre lágrimas del feudo malaguista.

Por lo tanto, el Málaga busca renovar a Víctor Sánchez del Amo e iniciar una profunda remodelación de la plantilla para poder conseguir el retorno la próxima temporada. Aunque el equipo lo consiga o no, algo que nadie puede saber, lo que sí se puede adelantar es que una de las mejores aficiones de Segunda seguirá apoyando a su equipo a pasar de las adversidades venideras como ya ha demostrado a lo largo de la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .